Prevención

¿Cómo prevenir la obesidad y las patologías que se le asocian?

El punto clave tiene que ver con hábitos en el estilo de vida. Una dieta adecuada y hacer ejercicio a diario son algunas de las prioridades para ello.

Lo ideal es instalar estos hábitos de manera precoz en las personas y sus familias. De hecho, se ha descubierto que el momento clave para hacerlo es durante la época escolar infantil, específicamente, durante la educación básica.

Otro factor importante, refiriéndose a los antecedentes genéticos de la obesidad, es la preocupación de la madre en su dieta durante el embarazo, o incluso antes de este; esto crea las condiciones para que un niño nazca y crezca sano. 

Pero la prevención de obesidad debería contemplarse durante toda la vida, desde los bebés hasta el adulto mayor.

Los buenos hábitos tanto de alimentación como de vida en general, considerando ejercicio, horas de sueño, y restringir las pantallas (TV, celulares, etc), son esenciales.